Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Declaraciones de Bruno Quintana, presidente del Jockey Club Argentino

"Los hipódromos de San Isidro y La Plata deben tener tragamonedas en forma urgente"

(Argentina).- En una entrevista publicada por el diario Clarín, el presidente del Jockey Club Argentino, Bruno Quintana, se refirió a la crisis que afecta a la industria del turf, a la necesidad de contar “en forma urgente” con tragamonedas en algunos hipódromos, y a la implementación de la esperada ley de turf.

E

l presidente del Jockey Club Argentino, Bruno Quintana, realizó un balance de su gestión al frente de la entidad, a un año de haber asumido su cargo. “El saldo es positivo, pero también debemos convenir que igual ha disminuido en forma alarmante el ingreso de recursos y los costos son cada vez más altos. Con esta ecuación es imposible pensar siquiera algún proyecto. Es insólito que se deba poner nuestro mayor esfuerzo en tratar de mantener cierto equilibrio en lugar de poder pensar el turf a futuro, generador además de decenas de miles de puestos de trabajo”, señaló el dirigente.

Para Quintana, durante este último tiempo el Estado ha desprotegido al turf. “El Estado nos viene sumiendo en una orfandad que, en verdad, es difícil de entender. Hoy se hace muy difícil competir de manera tan despareja con otros juegos. Hay que ser francos: nos han rodeado de casinos, bingos y tragamonedas. Esos juegos de azar están por doquier. A su vez, al Estado le sirve por los impuestos que tributan pero, y más allá de lo lícito y legítimo que puedan ser, es una actividad improductiva para la economía de un país, justamente todo lo contrario de lo que es el turf”.

En busca de soluciones, Quintana sostiene que “al corto y mediano plazo”, la solución pasa por la posibilidad de poder competir con esos juegos en igualdad de condiciones. “Esto es algo que debe resolverlo el Estado provincial: no es posible que, salvo excepciones conocidas, nuestros gobernantes y legisladores sigan ignorando la importancia del turf, incluso en el plano internacional. En eso, el mejor ejemplo es Palermo. Ellos han mejorado en forma notoria en los últimos meses y, bienvenido sea”, sostiene el dirigente.

Al ser consultado explícitamente por las máquinas tragamonedas, Quintana habló sin rodeos sobre el tema. “Aquí hay que hablar sin eufemismos. Tanto San Isidro como La Plata deben contar en forma urgente con la misma herramienta. En este sentido, las dos instituciones ya hemos planteado claramente nuestra posición, incluso consensuada con todos los sectores de la hípica, algo inédito. Y sobre el particular deseo remarcar que el Jockey Club ya hizo toda la gestión necesaria, a la cual me aboqué como me lo solicitaron en forma unánime. Ahora es el momento para que todas las entidades agarren el timón para que de una vez por todas se apruebe la ley para las tragamonedas. Así podremos contar con los recursos necesarios para planificar un turf grande como lo fue tradicionalmente”, sostuvo en el reportaje realizado por Clarín la máxima autoridad del Jockey Club Argentino.

Al referirse nuevamente a las slots, Quintana afirmó que pretenden que todo se haga dentro del marco legal necesario y con la máxima transparencia, “porque ni un solo centavo de esos recursos irán a parar a otro destino que no sea la actividad hípica”. “Pero si no es así, que se definan de una vez por todas para saber al menos el límite con el que nos encontraremos”, reclama el dirigente, quién luego agregó: “Fue el propio gobernador Solá quien nos pidió que consensuáramos la ley. Lo hicimos, y entonces queremos creer que cumplirá con la responsabilidad asumida.”

Al ser consultado sobre si creía que el Gobierno estaba dilatando la promulgación de la ley, Quintana afirmó: “La verdad, no lo sé. Y ni quiero ni pensar en la posibilidad que sea por otros intereses a los que no les importe destruir una actividad económica tan importante como lo es el turf. Confío en el gobernador Solá, pero también los legisladores deben actuar. Es más, si ese es el deseo, que sea el propio Gobierno el que opere las máquinas en los hipódromos de San Isidro y La Plata para que a nadie le quepa duda alguna sobre el uso, administración y destino de los recursos que generarían las tragamonedas”.

De mantenerse la crítica situación financiera que atraviesa el turf, el presidente del Jockey Club Argentino fue tajante. “Francamente no sé cuánto más podremos soportar el constante déficit que debemos afrontar. Y sería un verdadero desperdicio, ya que el turf mundial es cada vez más importante y, en ese marco, la Argentina aún está entre los primeros productores de caballos sangre pura, en calidad y cantidad. Ojalá que todo se concrete en forma rápida ya que, además, no sólo tenemos importantes proyectos en carpeta y cambios que vamos realizando en nuestro propio club para adecuarnos a esta nueva dinámica, sino también porque ganas de trabajar es lo que realmente nos sobra, al igual que a todas las entidades del turf nacional”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook