Edición Latinoamérica
25 de Agosto de 2019

Postura oficial de la Federación Internacional de Trabajadores de Juegos de Azar

La FIJ pide la regulación de los bingos en Brasil

(Argentina).- El presidente de la Federación Internacional de Empleados y Profesionales de Juegos de Azar, Entretenimiento, Esparcimiento, Ocio y Afines (FIJ), Daniel Amoroso, afirmó ayer que “apoyan las manifestaciones que piden la regulación de la actividad”, y que el juego no debe prohibirse, “dado que si hay leyes no hay juego clandestino”.

E

l presidente de la Federación Internacional de Empleados y Profesionales de Juegos de Azar, Entretenimiento, Esparcimiento, Ocio y Afines (FIJ), Daniel Amoroso, aseguró ayer, en relación con el cierre de bingos ordenado por el presidente Lula da Silva, que la FIJ apoya las manifestaciones que piden la regulación de la actividad en ese país.

“En todos los países deben darse debates tendientes a aprobar leyes que regulen al sector, con el objetivo no sólo de transparentarlo sino también de asegurar las fuentes de trabajo que la industria genera. Estamos convencidos de que las empresas privadas deben ser los concesionarios de la actividad, y los Estados deben ejercer su rol de contralor verificando el cumplimiento de las normas. En este momento, Brasil tiene que avanzar en este sentido", indicó el dirigente.

La Federación que preside Amoroso, con sede en Buenos Aires, nuclea a trabajadores del sector de Venezuela, Estados Unidos, España, Portugal, Italia, Francia, República Dominicana y la Argentina, entre otros y lucha desde su creación por la regulación de la actividad en todo el mundo. "Nosotros insistimos en que el juego no debe prohibirse, dado que si hay leyes no hay juego clandestino. Asimismo, resaltamos la importancia de la industria en la generación de puestos de trabajo legítimos. En el caso puntual de Brasil, hay más de 300 mil personas vinculadas laboralmente con el sector, ligados a la actividad de manera directa e indirecta. Como representantes de los trabajadores de la actividad nos solidarizamos con los compañeros que defienden sus puestos de trabajo", concluyó Amoroso, quien también es secretario general del sindicato de Trabajadores de juegos de Azar de la República Argentina.

La FIJ-IFGE es una entidad que representa a los trabajadores del sector, organizada para enfrentar mas eficientemente los desafíos de la actividad en el mundo globalizado. Reúne a distintas organizaciones sindicales de varios países y apoya la máxima transparencia posible en el sector. Históricamente, la institución ha asegurado que las prohibiciones que pesan sobre el sector resultan deletéreas, ya que engendran la sombra del juego clandestino, con su correlato de problemas sociales y caída de la economía formal.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook