Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Griffin Investigations, de Las Vegas

Una agencia de detectives norteamericana detecta a "jugadores peligrosos"

(Estados Unidos).- La firma dedicada a investigaciones privadas ofrece una gran base de datos y la última tecnología en seguridad para detectar a los jugadores potencialmente peligrosos que asisten a los casinos más importantes de los Estados Unidos.

P

oco después que Kevin Lewis se sentó ante la mesa de blackjack en el casino de Atlantic City, el encargado del salón recibió la señal de advertencia: Lewis era peligroso para el establecimiento. Al ser sacado del local, el apostador reaccionó con una mezcla de fastidio y resignación: "Era evidente que en algún momento y de alguna manera me habían detectado", señaló el apostador de 30 años que integró un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que, en los años '90, ganó millones de dólares llevando la cuenta de los naipes jugados.

No fue ningún misterio que la seguridad del casino lo detectara tan rápidamente. El casino, al igual que otros en Estados Unidos y en otros países, recibe los servicios de Griffin Investigations, una agencia de detectives de Las Vegas que suministra una lista numerosa de supuestos tramposos y de jugadores hábiles calificados de apostadores aventajados. Los archivos de Griffin incluyen miles de nombres e instantáneas y puede verse en Internet.

Cuando los casinos desean investigar a un apostador, lo enfocan con sus cámaras y envían su imagen a una computadora que la compara con las de los archivos de Griffin. Minutos después, el casino tiene su respuesta. Pero la firma Griffin también tiene críticos, para quienes la agencia de detectives puede equivocarse y calumniar sin pruebas. "Es una recopilación increíble... salpicada de errores y falsedades en base a algunos de los rumores más flagrantes", dijo el abogado Bob Nersesian de Las Vegas. Dos de sus clientes están demandando a Griffin después de haber sido arrestados por trampas en base a informaciones suministradas por el banco de datos de la compañía.

Griffin Investigations fue fundada en 1967 por Beverly Griffin y su esposo de ese entonces, Robert Griffin. Al principio combatía a los tramposos de poca monta y dependía del trabajo de detectives y no de tecnología avanzada. Sus investigadores recopilaban informaciones sobre los apostadores que jugaban con dados trucados, que manipulaban las máquinas tragamonedas y que marcaban los naipes. Eran tramposos que trasgredían las leyes.

Por el contrario, los "calculadores" (como el citado caso de Lewis) a quienes los casinos no quieren entre sus clientes, operan dentro de la ley. No influyen sobre el resultado del juego, sino que saben calcular la probabilidad de los naipes que restan en cada mano. "No utilizan dispositivos", dijo Keith Cooper, director de administración de justicia de la Junta de Control de Juegos de Nevada. "Usan la cabeza. Si emplearan algún tipo de instrumento para rastrear las cartas sería ilegal".

Pero Beverly Griffin equipara los "calculadores" a corporaciones competidoras que amenazan las finanzas de los casinos. "Observan. Tienen gente que hace el cómputo. Tienen gente que trae el dinero y apuesta. Son financiados", dijo. Poco se sabe sobre Griffin Investigations; además de los clientes, sólo los reguladores estatales de juegos de azar pueden ver sus archivos. Beverly Griffith no quiso revelar cuánto cuesta su servicio ni cuánta gente emplea. Sin embargo en una reciente declaración, el gerente de la empresa, Gordon Adams, dijo que la compañía tiene seis empleados y más de 100 clientes. "La agencia obtiene sus informaciones de los casinos, además de otras fuentes", dijo Adams.

Beverly Griffin dijo que suministran "información a los casinos y no tenemos nada de que avergonzarnos". Pero admitió que sus investigadores pueden equivocarse. "No hay nada perfecto en este mundo", comentó.

Provistos de los datos de Griffin, los expertos en seguridad de los casinos observan a los apostadores en las mesas de juego o en las máquinas tragamonedas para ver si algunos de ellos coinciden con aquéllos. En el banco de datos de la empresa hay nombres de personas que han cometido delitos como hacerse pasar por empleados de casinos, por marcar naipes, robar fichas, monedas y carteras de apostadores. "Resulta muy efectivo para proteger nuestro casino", dijo Margaret Brooks, directora de vigilancia del hotel casino Bellagio. Brooks aclaró que los casinos no reaccionan automáticamente porque alguien esté incluido en la lista de Griffin. "La decisión es nuestra", afirmó. Los casinos tienen el derecho a prohibir la entrada de los apostadores aventajados, que pueden ser arrestados por intrusión si regresan.

Anthony Curtis, un "calculador" profesional que trabaja para el Discovery Channel, dijo que el problema con Griffin es que agrupa en la misma lista a los tramposos y los "calculadroes". "He visto mi nombre en Griffin donde me tienen registrado como cómplice de gente a la que no conozco. Es ridículo", dijo Curtis, también director de Las Vegas Advisor, un newsletter informativo destinado a los consumidores, que detalla las promociones de los casinos y las novedades de los juegos de apuestas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook