Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Vuelven a clausurar las salas en Paraná

Crece la polémica por la ilegalidad de los bingos en Brasil

(Brasil).- Duró poco más de 29 horas el intento de los propietarios de bingos de Curitiba de abrir las puertas de sus salas basándose en una licencia concedida por la Prefectura para 16 establecimientos. Las salas fueron nuevamente clausuradas por la policía militar el viernes.

E

l viernes por la tarde, el juez sustituto de la Central de Inquéritos, Pedro Sanson Corat, determinó la inconstitucionalidad de las leyes municipales que intentaban reglamentar la actividad de videolotería y bingo en la ciudad. Con ello, las licencias perdieron efecto y las salas fueron clausuradas por personal de justicia y policías militares.

Las licencias habían sido concedidas en base a una reglamentación de la Ley Complementaria Federal 116, que tributa a los bingos y videoloterías, y en la Ley Camargo (de autoría de Fábio Camargo, del PFL), que establece reglas para la concesión de licencias para ese tipo de actividad.

El pedido de actuación de la justicia fue realizado por Marcelo Balzer, de la "Promotoria de Investigações Criminais (PIC)", órgano vinculado al Ministerio Público (MP) del estado, argumentando en su pedido que sólo el Gobierno Federal puede legislar sobre bingos.

Corat modificó parcialmente el pedido de cierre de todas las salas de bingo de Curitiba, al determinar que los establecimientos que no presentasen cualquier autorización federal para su funcionamiento fuesen clausurados. De esta manera, sólo pueden continuar funcionando las casas que tienen una autorización federal o la autorización de la Caixa Econômica Federal, como es el caso de Village Batel, entre otros.

El juez además ordenó buscar e incautar en los establecimientos comerciales de máquinas de videoloterías, aquellas que se destinen a la práctica ""de juegos de azar"".

""Esta no es una victoria política del gobierno del Estado, es una victoria de la legalidad. No había otro camino, el Bingo es ilegal y tienen que ser clausurados", señaló el secretario.

El Ministerio Público argumentó, en una nota oficial, que el pedido de clausura de los bingos fue motivado por la confusión instalada en la tarde del jueves, cuando la policía tuvo que actuar con violencia para garantizar el cierre de las casas que mantenían sus puertas abiertas, amparadas por la licencia municipal.

El abogado del Sindicato de Bingos de Paraná (Sindibingos), Luiz Fernando Pereira, va a recurrir la decisión. Los propietarios de bingos pretenden reunirse esta semana para decidir los próximos pasos a seguir. ""Vamos a analizar jurídicamente el tema y después decidiremos qué hacer" argumentó Luiz Eduardo Dib, presidente de Sindibingos.

Incluso a pesar de las amenazas policiales, de invadir las casas de bingo si se reabrían, los propietarios quisieron correr el riesgo y abrir sus puertas en la tarde del viernes. Las casas fueron abiertas simultáneamente por otras 13 horas para ser clausuradas gradualmente por la Policía Militar.

El responsable de la operación, el Mayor Mário Martins, actuó con cautela para evitar escenas de violencia, como las vividas la tarde del jueves entre policías civiles del Centro de Operaciones Policiales Especiales (Cope) y empresarios y clientes de las salas de bingo. ""Vamos a cerrar todas las casas por determinación de la Secretaría de Estado de Seguridad Pública"", afirmó.

Más de 90 policías militares participaron del cierre de las salas. No hubo enfrentamiento entre funcionarios, apostadores y policías militares.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook