Edición Latinoamérica
22 de Julio de 2019

Luis Miguel Cabeza de Vaca

"En 25 años, Bingo Canoe repartió mil millones de euros en premios"

(España).- Tras la celebración por el cuarto de siglo de vida de este tradicional bingo español, perteneciente al Grupo Codere, el Consejero Delegado de la Sociedad, Luis Miguel Cabeza de Vaca, explica por qué es la sala más emblemática de España.

En qué se diferencia Canoe de otros bingos?

La diferencia de Canoe con la mayoría de las salas de bingo está en que por lo general están orientadas a un entorno de influencia reducido, es decir al barrio o entorno en el que están situadas, mientras que Canoe es más universal. Acude gente de todo Madrid y de las afueras. Una parte significativa de nuestros clientes, que en principio estarían contabilizados como “clientes ocasionales”, en realidad son turistas y personas que vienen a las distintas Ferias y Congresos de la ciudad y mantienen una fidelidad asombrosa desde hace muchos años.

¿A qué se debe el éxito de Canoe?

Nosotros entendemos que el bingo no sólo es un juego sino que es esencialmente una actividad de ocio y entretenimiento. Por eso luchamos cada día por dar a nuestros clientes un servicio de primera categoría. Nuestros clientes vienen a jugar y a disfrutar de su tiempo libre, igual que otros días prefieren ir al cine o a una discoteca.

¿Cuál es el perfil de los clientes de la sala?

Nuestros clientes habituales son adultos que acuden una o dos veces a la semana, suelen venir en grupos y están totalmente familiarizados con las instalaciones y el personal. También están los que vienen solos, que generalmente se sientan en una mesa en la que conocen a alguien con quien ya hayan coincidido en otras ocasiones, y por último están los clientes ocasionales, cuya frecuencia, sobre todo, se incrementa en la temporada de las ferias profesionales

¿Pero todos vienen a ganar?

Sin duda alguna, a lo que vienen a es ganar. Nuestro trabajo es hacer que su estancia sea muy grata y que siempre ganen diversión aunque no siempre ganen premios. Además parte de la diversión consiste en la ilusión por ganar un premio y como los premios que ofrece Canoe son de alguna importancia, esta ilusión es mucho mayor, aunque nos gustaría que el sector pudiera ofrecer muchas más alternativas de juego hoy vetadas por una normativa peor que la de hace 25 años.

¿Cuántos premios ha repartido Canoe en estos años?

En estos años hemos repartido premios por más de 1.000 millones de euros, y durante el 2003 repartiremos más de 44 millones de euros entre unos 95.000 ganadores. El mayor premio se lo ha llevado el Fisco, pues se habrá llevado algo más de 330 millones de euros, es decir, más de 50.000 millones de las viejas pesetas, en impuestos directos al Juego.

¿Cuál ha sido el premio más importante que se ha llevado un cliente?

Hablar de premio más importante es difícil, puesto que la legislación de distribución de premios ha cambiado varias veces durante estos 25 años, y desde luego nada tiene que ver con los de la Lotería Nacional o la Once, pero el Canoe en su momento fue la primera Sala de España que entrego un premio superior a 1.000.000 de pesetas a finales de los años 80. El año pasado entregamos un premio de 5.998 euros.

¿Y en éste año?

En el 2003, hasta el pasado mes de septiembre, el premio más alto ha sido de 5.239,16 euros. Pero quizás es más importante destacar la cantidad de los otros premios, porque hemos entregado 24.877 premios de más de 600 euros que suman un total de 20,6 millones de euros. El tema es que la progresión de los premios en otros Sectores del Juego, es inversa a la del bingo. En la competencia se ha multiplicado por un promedio de 15 veces, mientras que en el bingo decae.

¿Cuántos premios de más de 600 euros se reparten cada día?

Una media de 95 premios diarios de más de 100.000 pesetas.

¿Cuánto reparten en premios cada año?

Alrededor de 44 millones de euros, que son 7.300 millones de pesetas.

¿Cuántas personas han pasado por Canoe?

Desde que existe el bingo Canoe, por nuestras instalaciones han pasado más de doce millones de clientes, y durante 2003 lo harán más de 450.000 personas.

¿Qué cartones son los que prefieren sus clientes?

Los más habituales son los de 2 y 3 euros, pero el de 6 euros es el más espectacular y somos la única Sala de Bingo de la Comunidad de Madrid que tenemos tres partidas diarias de 6 euros el cartón. A nuestros clientes también les resulta muy atractivas las partidas con primas, puesto que al premio del bingo se añade la prima de 1.000 euros.

Antes mencionaba que el bingo además de un juego es una actividad de ocio. ¿En qué se diferencia del resto de juegos?

Tiene dos características particulares: En el bingo no existe la banca, los jugadores juegan contra los demás jugadores y no “contra” la Casa. Por otro lado, todos los premios se reparten ya que una partida de bingo no puede terminar hasta que no aparezca un ganador y sobre todo tiene un componente social de relación entre gentes que de otro modo no la tendría.

Sin embargo, los bingos no tienen muy buena imagen. Ni buena ni mala, simplemente no tenemos imagen. El Reglamento del Juego y las interpretaciones victorianas del mismo, no nos permite realizar ningún tipo de divulgación de nuestras salas, ni de las actividades que en ellas se realizan.

¿Sin embargo la Lotería si puede anunciarse?

La Lotería Nacional y la Once pueden realizar todas las campañas de publicidad que deseen. Esa es la razón por la que están bien vistas y perfectamente integradas en los hábitos de la sociedad. Si nosotros pudiéramos hacer publicidad, la gente nos vería como verdaderamente somos y no de una manera negativa, que es como nos ven ahora.

La Comunidad de Madrid quiere limitar a diez horas el horario de juego del bingo ¿Esta medida se debe a una crisis en el sector?

Hablar de crisis creo que no es lo correcto. Los ingresos de los bingos en España son de 3.666,9 millones de euros, que comparado, por ejemplo, con los ingresos de la Once que son de 2.400 millones, están muy por encima.

¿Entonces a que se debe?

Puede suponer un ahorro de costos para muchos bingos, pero nosotros estamos en contra porque nos perjudica. Por otro lado, si se reduce el horario, el sector deberá reducir las plantillas en torno al veinticinco por ciento. Lo más sensato sería implantar la libre competencia en función de las necesidades del mercado y dar a los bingos más juegos automáticos, tales como máquinas de más nivel de juego que las del tipo “B” que tenemos en España y que se encuentran en cualquier bar que no tiene control de admisión de jugadores.. (¿Por qué la máquina “C” debe ser un monopolio del monopolio de Casinos?) Apuestas deportivas...y más flexibilidad en la organización del Bingo.

Pero también en los últimos cinco años, se han cerrado 40 salas

Cuando se abrieron los bingos, tuvieron un éxito desorbitado. La oferta de ocio era mucho más reducida y el bingo se puso de moda, pero los hábitos cambian y el sector tiene que ajustarse a las demandas de los clientes. La pena es que no sepa oírlos y se limite a pedir a la Administración la reducción de la jornada o expender el interconexionado también gestionado en monopolio... es asombroso el parecido con los antiguos estancos...¿Dónde están aquellos valientes emprendedores que empujaron para hacerle un lugar al Bingo? Quizás la respuesta es que han cumplido 25 años. El problema no está en que el público se haya cansado de los bingos, sino que nuestras salas tienen que adaptarse a las nuevas demandas y hacer ofertas de juegos ya probadas en otros países.

¿Por qué los jóvenes no vienen a los bingos?

Volvemos al tema de la divulgación. La respuesta es que no nos conocen. Además, prefieren una mayor diversidad de juegos, acordes con las nuevas tecnologías existentes y nosotros no se las ofrecemos. Desean alternativas distintas y ágiles más acordes con su modo de ser y vivir. Hoy jugamos con un cartón fabricado en papel y esto no atrae al público más joven.

¿La solución podría ser el bingo simultáneo?

La posibilidad de jugar al bingo simultáneamente en varias salas es sólo una pequeña parte de la solución. Existen otros juegos que podrían desarrollarse si el Sector negocia su definitiva puesta en marcha pues la ley del juego lo permite. No cura la vejez y el anquilosamiento del Bingo, en la forma en que se ha situado en Madrid, un “bálsamo de fierabras”, expendido por un monopolio que insólitamente se ha vendido a un sector que envejece, con ayuda de falsas noticias, del rumor y la difusión de proyectos de nuevos reglamentos (que incluso recortaban un punto porcentual a los premios) y se lo daban cómo premio. Para que comprasen el bálsamo, esto es, para que se enchufasen a las terminales del monopolio...en esos términos a lo mejor habría sido más ventajoso para el Sector ir a la Sanidad Pública, conectándose a otro monopolio con más caché: las Loterías del Estado. El Sector debe luchar por una batería de remedios médicamente probados, no como los crecepelos que vendía aquellos buhoneros de las novelas costumbristas a los crédulos con cuenta gotas, en varias veces y desde luego a precios nada módicos. Sin embargo estoy convencido que los empresarios del sector, sabrán reaccionar y elegir la mejor de las “medicinas”.

¿Entonces, cuáles son las demandas de un público más joven?

El cliente quiere salas de entretenimiento con diversidad de juegos y opciones de diversión como las maquinas tragamonedas, y zonas de juegos alternativos como: bingos electrónicos, apuestas deportivas, etc.

Por último, me gustaría enviar un mensaje al Sector en Madrid. Codere ha recogido la bandera de los fundadores del Canoe, de gentes como Carlos del Castillo quién hace muchos años intuyó que el Sector envejecía y que algo había que hacer. Codere quiere hacerlo desde la base de ofrecer sus medios de análisis, sus equipos de trabajo y su amplia experiencia internacional para mejorar la situación del Sector en la Comunidad, sede de las principales sociedades del Grupo: Madrid.

El resto de los empresarios no deben de ver en Grupos como Codere o Rank enemigos a batir, sino empresarios que quieren mejorar la rentabilidad del sector, con ideas que parten de experiencias que funcionan muy bien en otros países. Nosotros vemos a los competidores con profundo respeto y cada día nos enseñan algo y nos gustaría colaborar con todos ellos en un Proyecto de Sector a largo plazo; en una “refundación” en la que estos empresarios revaloricen el producto que tantos años de duro esfuerzo les costó formar.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook