Edición Latinoamérica
19 de Agosto de 2018 | Edición Nº3859

Aún se debaten los proyectos del IPLyC y propietarios en comisiones del Senado

La nueva Ley del Turf para la provincia de Buenos Aires se trataría a principios de julio

La nueva Ley del Turf para la provincia de Buenos Aires se trataría a principios de julio
El Hipódromo de San Isidro (foto) es uno de los cinco complejos bonaerenses del turf, que se verían afectados con la eliminación del subsidio estatal a la industria hípica impulsada por el gobierno provincial.
Argentina | 14/06/2018

Tras el debate en comisiones, el senado de la Provincia de Buenos Aires tratará en la primera semana de julio la derogación de la ley 13.253, conocida como Ley del Turf, cuya modificación más importante es la anulación del fondo de reparación, que se reduciría gradualmente hasta su eliminación en 2019, una medida resistida por la industria hípica.

L

a gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció en febrero un recorte del 25% en el subsidio a la actividad hípica. En concreto, dispuso bajar del 12% al 9% —el mínimo estipulado— el aporte que surge de la quita adicional a las ganancias de las tragamonedas, y anticipó además que enviaría un proyecto de ley para que el fondo se reduzca gradualmente hasta su eliminación, lo cual se concretó en abril.

El senador Walter Lanaro es vicepresidente del bloque oficialista, Cambiemos, y participa en la comisión de Legislación. "El hecho de bajar al 9% de la recaudación el fondo busca restablecer prioridades. Ese dinero va a dejar de entrar nuevamente al juego. Nos parece hoy inadecuado que exista ese fondo", explicó en declaraciones al diario La Nación.

"Se va a destinar a otras prioridades, no tiene mayor análisis. No hay una propuesta seria de las entidades, lo que quieren es prolongar el estado de situación", agregó, desestimando las propuestas que asociaciones de propietarios y el Jockey Club —administrador del Hipódromo de San Isidro— hicieron llegar al Instituto Provincial de Lotería y Casinos de Buenos Aires (IPLyC) y que se tradujeron en dos proyectos alternativos.



No podemos aceptar que crezca el juego en la provincia de Buenos Aires. Eso debió estar previsto hace tiempo, no lo tengo claro. No vamos a alentar la instalación de casinos, va en contra de lo que pensamos. Queremos empezar a transparentar", señaló, alineado con el Poder Ejecutivo provincial.

"En nuestro mismo bloque se plantearon dudas y entendemos que esto genere discordias. No estamos en contra del turf ni de los que juegan, pero en estos momentos no podemos destinar esos fondos a una actividad como el turf", agregó. Y remarcó: "No hay una contrapropuesta, (las entidades y los hipódromos) quieren bajar el porcentaje pero no alcanza. No vi los proyectos de la gente del turf. Matías Lanusse (titular del IPLyC) dice que no hubo una propuesta superadora".

Para el senador bonaerense, se está tiempo para introducir cambios a un proyecto que la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera calificó como confuso y contradictorio. "En la discusión parlamentaria se va a enriquecer el proyecto y se va a llegar a un acuerdo. Que ingrese el proyecto, que pase a diputados, donde no tenemos mayoría: tratamos de consensuar. Algunos senadores hablaban de estirar los plazos como pide el turf. Si ellos hacen su parte y nosotros la nuestra, entre los dos podemos cambiar e introducir las modificaciones necesarias en la comisión de labor parlamentaria". En el Senado provincial, Cambiemos sí tiene mayoría propia.

El presidente de la bancada oficialista, Roberto Costa, mantuvo reuniones que Lanaro calificó de "informales", con dirigentes hípicos. Los cambios se hacen en la comisión legislativa, cuyo presidente, Juan Pablo Allan, debe convocar a tales fines.

En un comunicado que firman Mariano Fragueiro, presidente de Propietarios, y el exdirigente y exlegislador radical Rafael Pascual, se indica: "Por decreto, la Gobernadora redujo el porcentaje del Fondo Provincial del Juego (Foprojue), al que los bingos y casinos con tragamonedas del distrito deben aportar el 34% de sus utilidades brutas, del 19% al 14%, para el cumplimiento de los roles asistencialistas, ya que los ingresos generados por el juego se destinan a fondos sociales. Sin embargo, los fondos que suponen los cinco puntos que le quitó al turf se asignaron a las intendencias, no a la educación, la salud y la seguridad".

Lanaro respondió: "Yo tomo lo que dice la gobernadora Vidal, pero que ese porcentaje lo ejecutemos nosotros o que lo ejecuten los municipios, el destino es el mismo. Trabajamos en conjunto con los intendentes; es dinero, para mejorarles la vida a los vecinos; luego se controla, está el Tribunal de Cuentas, y en última instancia está el voto de los ciudadanos".

Fuente: diario La Nación (Argentina).
Deje un comentario