Edición Latinoamérica
19 de Noviembre de 2017 | Edición Nº3676

Entrevista exclusiva a Magnho José, presidente del Instituto Brasileño de Juego Legal

“La industria del juego tiene una gran capacidad para generar puestos de trabajo directos”

“La industria del juego tiene una gran capacidad para generar puestos de trabajo directos”
La legalización del juego en Brasil permitiría la formalización de 450.000 puestos de trabajo del “jogo do bicho” y se crearían, al menos, 150.000 nuevos. Además, los beneficios derivados de los impuestos y las inversiones podrían alcanzar los 2
Brasil | 21/09/2016

La legalización del juego en Brasil permitiría la formalización de 450.000 puestos de trabajo del “jogo do bicho” y se crearían, al menos, 150.000 nuevos. Además, los beneficios derivados de los impuestos y las inversiones podrían alcanzar los 20.000 millones de reales anuales (USD 6.100 millones, aproximadamente), según señaló Magnho José en una entrevista concedida a Yogonet.

E

l periodista Magnho José es editor de BNLData, un sitio de noticias enfocado en el sector de loterías y apuestas. Además, es profesor del posgrado en Comunicación Empresarial en la Universidade Cândido Mendes (UCAM) de Río de Janeiro. También ejerce como presidente del Instituto Brasileño de Juego Legal (IJL).

¿Qué posibilidades reales existen de que Brasil finalmente apruebe la legalización del juego?
Teniendo en cuenta todos los intentos anteriores, creemos que ésta es la mejor oportunidad para legalizar el juego en nuestro país. La propuesta fue madurando gradualmente, el discurso se unificó, el IJL trabajó seriamente y dialogó con diputados y senadores para aclarar los beneficios del juego legalizado y, al mismo tiempo, minimizar el discurso de quienes se oponen a la legalización con argumentos viejos y gastados: que el juego no se puede controlar, que la actividad es propicia para el lavado de dinero, que genera patologías y promueve el crimen organizado.

¿Qué diferencia hay entre el proyecto que se encuentra en Senadores y el que está en debate en la Cámara de Diputados?
A pesar de que ambos proponen la legalización del juego, los proyectos son totalmente diferentes. El proyecto de Diputados, que busca posicionarse como un nuevo Marco Regulador del Juego en Brasil, es mucho más amplio y responde a la demanda de la sociedad de legalizar y regular el centenario “jogo do bicho” (explotado por los estados y el Distrito Federal), los casinos, bingos y video bingos, juegos de azar online, apuestas deportivas y tragamonedas. Además, permite la instalación de bingos y slots en hipódromos y mejora el funcionamiento de las loterías estatales. Asimismo, la propuesta sugiere la creación de una agencia reguladora para controlar y supervisar todas estas actividades.

El proyecto de ley del Senado, que tiene la impronta de los técnicos del Gobierno Federal, es muy restrictivo y beneficia algunas modalidades. Propone la legalización de sólo una parte del mercado que hoy opera clandestinamente: casinos, bingos, apuestas deportivas, juegos de azar online, juegos electrónicos (video bingo en las salas de bingo y tragamonedas sólo en casinos) y el “jogo do bicho” (explotado por los estados y el Distrito Federal). Designa al Ministerio de Hacienda y la Caixa Econômica Federal como responsables de las operaciones.

El texto del relator, el senador Fernando Bezerra Coelho, establece que se sólo se podrán instalar 174 salas de bingo en el país, y cada seis casinos en el Sur y Sudeste (las regiones más pobladas y ricas) cuatro casinos deberán instalarse en el Norte, Nordeste y Centro-Oeste. Por otra parte, sugiere una alta carga impositiva, lo que reducirá mucho el margen de beneficio de los operadores.

¿Cuánto dinero representaría la industria del juego una vez legalizada y cuánto representa el mercado ilegal hoy?
El mercado ilegal mueve alrededor de 20.000 millones de reales anuales (USD 6.100 millones, aproximadamente) contra los 14.000 millones del juego legal (USD 4.200 millones, aproximadamente).

La prohibición no erradicó la ilegalidad: cada 3 reales apostados en Brasil (USD 0,91, aproximadamente), sólo 1 se destina al juego oficial (USD 0,30, aproximadamente).

Estudios del IJL, en asociación con BNLData, indican que los beneficios derivados de los impuestos y las inversiones pueden alcanzar los 20.000 millones de reales anuales (USD 6.100 millones, aproximadamente).

¿Por qué considera positivo que el juego sea legalizado en Brasil?
Brasil tiene una de las legislaciones más atrasadas y anticuadas del mundo en lo que respecta a loterías y juegos. Es decir, tras 75 años de la sanción de la última ley, aún no se aborda la cuestión de la actualización del marco regulador de esta actividad. A pesar del monumental retraso histórico, el IJL está entusiasmado con la posibilidad de una regulación de parte del Gobierno Federal, así el producto de esta actividad podrá ser utilizado como alternativa a la creación de nuevos impuestos. De hecho, apostar en juegos y loterías es una forma lúdica de pagar impuestos. El primer beneficio sería que estas estas operaciones dejarían la zona gris, pasarían a la legalidad y así podrían ser controladas. Los beneficios inmediatos implicarían un incremento de la recaudación de impuestos por parte del Estado, dinero que regresaría a la sociedad a través de programas sociales. Además, se crearían nuevos equipamientos y atracciones turísticas para las ciudades.

La industria del juego tiene una gran capacidad para generar puestos de trabajo directos. Su legalización crearía miles de nuevos puestos.

Brasil está perdiéndose oportunidades derivadas de la cadena productiva del sector, como el empleo y las divisas.

Cuando se legalizaron, los bingos generaron 120.000 puestos de trabajos directos, entre auxiliares, técnicos, camareros, valet parking, administrativos y otros. Además, se formalizaría la situación de los miles de empleados que actualmente trabajan en operaciones “toleradas” por la sociedad. Dependiendo de qué propuesta se apruebe, se formalizarán 450.000 puestos de trabajo del “jogo do bicho” y crearían, al menos, 150.000 nuevos.

¿Cuán popular es el llamado “jogo do bicho”? ¿En qué consiste?
Más de 20.000 millones de personas – o el 10% de los brasileños – apuestan al “brasileiríssimo” “jogo do bicho”. Surgió el 4 de julio de 1892, en manos del barón de Drummond, João Batista Viana Drummond, y por sugerencia del mexicano Manoel Ismael Zevada, que había lanzado sin éxito el “jogo das flores”. Drummond decidió hacer una campaña para reconstruir el zoológico de su propiedad en Vila Isabel, Río de Janeiro, que estaba atravesando dificultades. El barón enumeró los 25 animales existentes y puso en marcha el juego, que estipula cuatro números para cada animal, que forman las decenas de 00 a 99. Este criterio se sigue utilizando hoy en día. De hecho, el “jogo do bicho” es un juego de lotería, similar a la quiniela.

En su opinión ¿cree que la legalización del juego permitiría al Gobierno contar con mayores ingresos a la hora de revertir la crisis económica que atraviesa el país?
Dependiendo del proyecto que sea aprobado, la industria del juego en Brasil podrá recaudar unos 20.000 millones de reales anuales (USD 6.100 millones, aproximadamente) a través de impuestos. Además, el Gobierno podría obtener una cifra similar mediante las licitaciones para operar casas de apuestas.

¿Qué sectores se oponen a la legalización del juego en Brasil? ¿Por qué?
En las últimas siete décadas, varios temas han generado controversia en Brasil, entre ellos, la legalización del juego. Cuestiones religiosas, políticas, ideológicas y morales han contaminado y distorsionado el debate. La larga prohibición de los juegos en Brasil, 75 años aproximadamente, logró que esta actividad fuera etiquetada erróneamente como una cuestión moral, al igual que el aborto y las drogas. A menudo nos preguntan los motivos de esta prohibición de larga data, mientras que en casi todos los países latinoamericanos el juego está legalizado y regulado. No nos resulta fácil responder, ya que no existen hechos explícitos que lo justifiquen, aunque sí una lista de motivos.

Los mayores responsables de este escenario caótico son el Congreso Nacional y los medios de comunicación que se niegan a tratar el tema de las apuestas ilegales.

¿Qué aspectos contemplan los proyectos de ley respecto del juego online?
Ambas propuestas, tanto el PLS 186/2014 del Senado como el PL 442/1991 de Diputados, incluyen la legalización del juego online y las apuestas deportivas.

¿Cómo cree que debería ser el régimen de impuestos para el sector una vez legalizado e juego?
Creemos que Brasil debería seguir la tendencia mundial y gravar el juego teniendo en cuenta la realidad del mercado, siempre buscando un equilibrio entre los premios ofrecidos, los ingresos del Gobierno y las ganancias de los operadores.

En marzo de 2014, integré junto a Manuel San Román Benavente, director general de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) de Perú, el panel “El juego legal. Experiencias de la lucha contra el juego ilegal”, que se desarrolló durante el seminario internacional de loterías “Desafiando el contexto” en Mar del Plata, Argentina. San Román, quien enfrentó el juego ilegal en Perú de manera muy competente, enumeró los siete mandamientos del juego legal, con los cuales concordamos: 01. regular antes que prohibir; 02. la prohibición deriva en juego clandestino; 03. el juego clandestino trae corrupción; 04. el juego es una actividad sensible que requiere transparencia; 05. mantener una política de puertas abiertas con los operadores; 06. no se puede regular fuera de la realidad y; 07. publicar previamente las normas para recibir críticas y comentarios.

Algunos analistas creen que si el Congreso de Brasil legaliza el juego, operadores internacionales manejarían los casinos mientras que las empresas nacionales se encargarían del sector de apuestas deportivas. ¿Cuál es su opinión al respecto?
Opino que varias operaciones quedarán en manos de empresas internacionales, otras serán compartidas y sólo una será operada por brasileños. Por ejemplo, los casinos serán manejados por grandes corporaciones internacionales. Los bingos, juegos online y apuestas deportivas serán compartidos entre brasileños y extranjeros. Pero el “jogo do bicho” será gestionado exclusivamente por empresarios brasileños.

Entendemos que algunos operadores de video bingo con tecnología de ADN brasileño se verán favorecidas por el hecho de que al brasileño le gusta esta modalidad de juego.

Considerando la reciente decisión del Senado de Brasil aprobando en mayoría la destitución de Dilma Rousseff, ¿cómo cree que ese contexto político impacta en el tratamiento legislativo del proyecto de ley? ¿Cree que el nuevo gobierno encabezado por Michel Temer favorecerá o perjudicará las posibilidades de legalizar el juego en su país?
No hubo ni habrá cambios en el panorama de la legalización del juego desde el punto de vista del Poder Legislativo o del Ejecutivo. La tramitación de los proyectos no fue interrumpida durante o después del proceso de impeachment. La verdad es que Brasil necesita madurar y enfrentar la cuestión del juego de manera pragmática, sin que se mezclen cuestiones del orden moral o religioso. Con el juego legal ganan el Estado y la sociedad.

Proyecto de Ley Cámara de Diputados.
Proyecto de Ley Cámara de Senadores.

Por: Constanza Heller - [email protected]
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Ranking de noticias
Seguinos en Facebook